Roberto Gutiérrez tiene una hemiplejia en la parte izquierda, cuyas secuelas son: desplazarse en silla de ruedas eléctrica aunque conserva esperanzas de poder caminar, y la mano izquierda paralizada, pinta utilizando solamente la mano derecha. Después de haber estado dos meses sin poder hablar, como consecuencia de una disartria, Roberto ya tiene la voz perfectamente recuperada.